Términos más comunes utilizados en una subasta

¿Autopuja? ¿consignatario? ¿precio de reserva?, si vale, que listos somos todos cuando usamos la lógica, pero… habrá quiénes han ido a presenciar una subasta y han salido sin entender ciertos términos, que, como tal, son comunes y usuales en ese tipo de eventos. Nosotros, hemos querido compadecernos por estas personas y por ello hemos considerado que sería una buena elección, la de hacer un pequeño compendio sobre aquellas palabras o expresiones que frecuentemente se dan en una subasta, para que, la próxima vez esta teoría la podáis poner en práctica.

Bienvenidos a subasta

Buenas tardes y bienvenidos a subasta ¿a subasta?, sí, porque el primer término que vamos a tener en cuenta es ¿qué es una subasta? Pues bien, una subasta es una venta de artículos o de bienes, como lo quieran llamar, en el que tras haberse fijado un día y una hora, los compradores asisten a la sala de venta de una casa de subasta, interesados en aquellos artículos por los van ir pujando competitivamente, hasta que la pieza sea vendida por la cifra más alta que ha dado un postor.

Ahora sí, el primer paso ya está dado, pues al menos ya sabes sobre de que va el tema, así es que, si le interesa prosiga leyendo y si no, queda usted adjudicado.

El segundo paso… no estaría nada mal que echase un vistazo al catálogo, pues en él, es donde aparecen las fotografías de todos los lotes que van a salir a subastas, además, a esas fotografías le acompañan un pequeño texto informativo con los datos más relevantes en la medida de lo posible, como es el nombre del artista o autor de la pieza, el año de creación, las medidas, así como una mera descripción detallada del artículo. Eso sí, asegúrese de que antes de asistir a la subasta ha visto el catálogo a través de la página web, pues si lo que quiere es un catálogo en manos, deberías de saber que estos solo los poseen aquellos clientes que se han registrado con antelación en la casa de subasta.

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN
Balclis celebra su última subasta del año 2017

teor%C3%ADa de la subasta - Términos más comunes utilizados en una subasta

Glosario con los términos más usados en una subasta

Lote

Es lo que sale a la venta, y con este nombre, bien se puede hacer referencia a una pieza individual o a un grupo de piezas que salen a subasta como una unidad. Ahora bien, el lote puede ser que, al finalizar la subasta, la puja haya igualado o superado el precio de reserva y por lo tanto es un lote adjudicado (vendido), o, todo lo contrario, ni ha igualado ni superado el precio de reserva, por lo que se entiende que es un lote no adjudicado (no vendido).

Precio de reserva

Es el precio mínimo acordado entre quién ha cedido la obra (el vendedor) y la casa de subasta. Si una vez que haya finalizado la puja, el precio no alcanza ese mínimo previamente pactado, la pieza no quedará adjudicada, o lo que es lo mismo, no se venderá.

Consignatario

Es la persona que ha cedido, vendido su pieza a la casa de subasta, autorizándole de ser el intermediario en la venta de la misma.

Estimación

Cuando un lote sale a la venta, anteriormente un grupo de expertos ha examinado minuciosamente el artículo, y ha estipulado una horquilla de precio, comparándolo con otras piezas similares que ya han sido vendidas en el mercado. De ese modo, establecen una estimación baja, que es el precio mínimo que ellos han considerado que se debería pagar por dicha pieza, y una estimación alta, que, al contrario de lo hemos dicho antes, es el precio máximo por el que se debería vender el artículo. Como bien su nombre indica es una estimación y sirve para que los compradores se hagan una previa idea del rango de valor de la pieza.

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN
Balclis ya está lista para celebrar su primera subasta del año

Puja

Es la cantidad ofrecida por los posibles compradores, que a medida que avanza la subasta, se van registrando hasta adjudicarse el lote. Las pujas se pueden dar físicamente, es decir, compradores presentes en la sala de venta y, por teléfono; para ello deberán de facilitar el usuario y contraseña con el que se ha registrado.

Autopuja

Se trata de un sistema de puja automático, en el que el comprador establece varias pujas, hasta llegar al máximo que quiere pagar por una pieza, y resulta muy útil, porque es una manera de evitar el estar pendiente para saber si ha superado la oferta que ofreciste en un primer momento. Así es que, de manera automática, y solo cuando haya superado los importes que el comprador haya establecido, saltara con otra puja nueva, (sus autopujas).

Precio de remate

O también a veces denominado precio de martillo; es el importe con el que se concluye la venta de una pieza, sin incluir, y esto es importante, la comisión del comprador.

Adjudicatario

Es la persona, el comprador, al que una vez finalizada la subasta, se le ha adjudicado el lote.

Resultado

Una vez ya dada por finalizada la subasta, en la página web se publican todos los resultados de cuyos lotes han sido adjudicados, y entendemos, resultados, como el precio de remate, sin incluir la comisión del comprador. El tema de las comisiones es relativo porque cada casa de subasta tiene establecidos unos porcentajes, lo que sí deberían de saber, es que existe una comisión del comprador que es la que se añade al precio de remate, y una comisión del vendedor que se deduce del precio de remate.

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN
Cómo pujar en una subasta en Inglaterra: información para neófitos

Y ahora sí, que sí, el subastador, esa persona que dirige la subasta, que durante todo el tiempo nos ha estado anunciando los precios de venta, aceptando las pujas de los diferentes compradores, anuncia que el artículo está vendido y…adjudicado, así es que hasta aquí el fin de nuestra peculiar subasta.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*