El Reina Sofía expone la segunda colección de Soledad Lorenzo

Hace poco más de tres meses, Soledad Lorenzo, cumplía 80 años, conocida por ser una mujer solícita, de porte señorial, una mujer que eligió el arte como medio para ganarse la vida, y con el paso de los años, llegar a convertirse en una de las más reconocidas galeristas de la creación contemporánea en España, desde la apertura de su sala en la calle Orfila de Madrid, en el año 1986.

Precisamente, y con motivo de ese aniversario, en septiembre, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, inauguraba la primera de las dos exposiciones dedicada a su colección privada, tras en 2012, cerrar su galería, y en 2014, realizar un depósito, con promesa de legado, es decir, que una vez ella fallezca pasaran a ser propiedad del Estado, y en este caso a la institución museística madrileña, que ahora cuenta con 392 obras suyas, de 89 artistas diferentes.

Soledad, a lo largo de su vida, no se ha cansado de reiterar, que no se considera una coleccionista, sino más bien una galerista, aunque por su trabajo y con el paso del tiempo, ha guardado aquellas obras que no logró vender, y que una vez cerrada la galería, y hacer un inventario, se dio cuenta del importante legado que atesoraba, un legado, que no ha querido vender, y que si algo tenía claro, es que formasen parte de algún museo público,  a la vista de todo el mundo.

Manuel Borja-Villel, el director del museo, al ver la monumentalidad de su colección, decidió presentarla, de momento, en dos exposiciones, la primera de las muestras fue “Punto de encuentro” en la que se exhibieron 60 obras de 15 artistas españoles, clausurada a finales de noviembre; y la segunda, “Cuestiones personales”, que será visitable hasta el próximo 5 de marzo de 2018.

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN
ARCO cierra sus puertas aumentando sus ventas entre un 10 y un 20%

Índice de contenido

Cuestiones personales

No hace ni un mes que se daba por finalizada la primera muestra, Punto de encuentro, con la que se hizo alusión a dos ideas principales: la concepción de la galería de Soledad, como punto de encuentro y reunión entre los artistas y el público, y por otro, el vínculo de las obras seleccionadas en torno al espacio y a la geometría.

Ahora, el Museo Reina Sofía, ha querido dar la bienvenida al nuevo año con la segunda muestra de su colección privada, bajo el nombre de Cuestiones personales, centrándose en este caso, en el aspecto narrativo de determinados autores: el de la vuelta a lo figurativo, y la transformación de la representación en las últimas décadas del siglo XX.

La exposición toma como punto de partida, el trabajo de dos pintores pioneros en el ámbito de la figuración, Luis Gordillo y Alfonso Fraile, con quién Soledad inauguró su galería en 1986.

Ambos representan muy bien, un mismo modo de entender la pintura, con un carácter “antidogmático” de una síntesis de elementos diferentes provenientes del arte pop, el informalismo y las corrientes geométricas, que nada tenían que ver con las pinturas de Tápies o Palazuelo (protagonistas de la anterior exposición), entre otras cosas porque, ellos, sí que valoraban la cuestión de la introspección y la figuración.

A Gordillo y Fraile, les siguen otras obras de Juan Ugalde, Manuel Ocampo, Miquel Barceló, Jorge Galindo, José María Sicilia o José Manuel Broto… así hasta 20 artistas más, con un total de 48 obras.

La exposición añade Borja – Villel, “no solo va a permitir generar diversos relatos y discursos, sino que también va a reflejar como era el gusto de la época, y, por ende, el dominante en el mercado, con la galería de Soledad Lorenzo al frente”.

44. Cuestiones personales Soledad Lorenzo - El Reina Sofía expone la segunda colección de Soledad Lorenzo

Signo de distinción

Existe en esta segunda muestra, un claro signo de distinción con respecto a la primera, en la solo se mostraron obras de artistas españoles, y es la presencia internacional, un modo de querer reflejar también la apertura al exterior que vivió la galería a lo largo de los años 90,  centrada, fundamentalmente, en la divulgación de determinados artistas estadounidenses, con Julian Schnabel como la figura más reconocible, acompañado de Victoria Civera, activa en Nueva York en los años 80, y con ese claro exponente de lenguaje figurativo.

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS)

También podrá verse el trabajo de otros artistas americanos, entre ellos Ross Bleckner, Erich Fischl, Paul McCarthy, David Salle, Tony Oursler o George Condo.

Además, aunque Lorenzo sea mayormente conocida por ser una galerista centrada en la pintura, en esta exposición veremos cómo eso no es del todo así, pues también con la llegada del nuevo siglo, se abrió a nuevos formatos con propuestas de video arte, fotografías, o esculturas de artistas jóvenes, entre ellos el alemán Philipp Fröhlich, la inglesa Georgina Starr, o las españolas Itzíar Okariz y La Ribot.

Soledad Lorenzo, dice estar viviendo con intensidad estos momentos, y no para de repetir lo que feliz que se siente al ver las obras de sus artistas, muchos de ellos ya grandes amigos y, en definitiva, sus obras, ahora colgadas de las paredes de uno de los grandes museos españoles, a la vista de todos, y suponer un paso más en el enriquecimiento cultural y artístico.

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*