Características básicas de la pintura impresionista

El impresionismo es una corriente artística que tuvo lugar a partir de la segunda mitad del siglo XIX en Europa, principalmente en Francia, y que contó con grandes representantes tan afamados como lo fueron Edgar Degas, Paul Cézanne, Édouard Manet, Pierre-Auguste Renoir o Claude Monet… entre otros.

En España, es en el Museo Thyssen-Bornemisza quien con más ejemplares de obras impresionistas cuenta.

¿Por qué “Impresionismo”?

Hay quienes despiertan su curiosidad por saber qué es lo que se lleva a cabo para determinar los nuevos movimientos artísticos con ciertos nombres, pues bien, si quieren saber acerca de porque este estilo artístico recibió el nombre de “Impresionismo” no tenemos nada más que remontarnos al año 1874.

En el año 1874, y por iniciativa de Pisarro, se fundó la Sociedad anónima cooperativa de artistas, pintores, escultores y grabadores, cansados ya, de escuchar los continuos desprecios hacia sus obras, principalmente de los distintos jurados que había en las muestras que se realizaban en el Salón de París. Eran rechazados entre otras cosas por ir en contra del arte tradicional y academicista del momento, pues ellos buscaban tendencias algo mas innovadoras.

El Salón de París, era el lugar donde se exponían las muestras de arte que se realizaban anualmente por los alumnos de la Academia de Bellas Artes de París, siendo este uno de los acontecimientos más importantes del mundo. Aquí, los artistas ganaban premios, que eran los que después le servían para conseguir ingresos monetarios destinados a realizar obras de arte para el estado, por lo que exponer en el salón significaba para los artistas una forma de poder ganarse la vida.

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN
Musée d'Orsay: un edificio singular

Pues bien, ese continuo rechazo por parte de las instituciones académicas fue lo que llevó a que los pintores que conformaba la asociación realizaran su propia exposición en una de las salas que le ofreció el fotógrafo Nadar. Entre los artistas se encontraban Cézanne, Degas, Monet, Morisot, Pisarro, Sisley, Renoir… y en total más de 160 obras fueron las que se expusieron de cara al público.

La exposición según el propio Pisarro fue maltratada por las críticas, críticas además que fueron muy populares, pues entre ellas se encontraba la de Louis Leroy, quien de manera peyorativa hizo alusión a una de las obras de Claude Monet que se encontraba en el estudio, titulada “Impresión: sol naciente” y de ahí, se acuñó a este movimiento como Impresionismo.
ok+Fotograf%C3%ADa+del+exterior+del+taller+del+fot%C3%B3grafo+Nadar+en+el+Boulevard+des+Capucines+parisino,+donde+en+1874+tendr%C3%ADa+lugar+la+primera+exposici%C3%B3n+impresionista 495 - Características básicas de la pintura impresionista

Características generales de la pintura impresionista

Los pintores impresionistas se centraban principalmente en representar fielmente las formas y, con el fin de estudiar los diferentes matices de la atmósfera, era muy típico que realizasen distintas versiones de un mismo motivo, pues las condiciones tanto atmosféricas como lumínicas eran diferentes a lo largo del día. Esto se puede observar claramente en la serie de Monet sobre la Catedral de Rouen.

Otra de las características del impresionismo, y quizás por influencia de la fotografía, es captar en las obras la fugacidad del tiempo, ya sea un campo de amapolas barrido por el viento, un paseante por las calles parisinas… lo fundamental era captar en un instante un momento fugaz, y que principalmente se trataban de escenas cotidianas.

La otra de las características básicas y relacionada con la anterior, es que, para pintar escenas de la vida cotidiana, les era necesario salir con sus caballetes a la calle y pintar al aire libre. Para ello no dudaron en aprovechar los avances tecnológicos del momento, como fue el ferrocarril, que les permitía moverse por aquellas localidades más cercanas a la campiña francesa desde París.

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN
Redescubre el Mediterráneo con Picasso, Monet, Matisse o Renoir

fotos blog4 - Características básicas de la pintura impresionista

Impresionismo: Recursos pictóricos

El primero de los recursos pictóricos más destacado de la pintura impresionista, es la pincelada gruesa y corta, ejecutada de manera rápida sobre el lienzo. Esta era la forma con la que el artista era posible que captase la esencia del motivo a representar, dejando a un lado los detalles. Para crear sensación de profundidad lo que hacían era combinar esas pinceladas cortas y menos empastadas con otras más largas y más empastadas.

En base a los colores, los impresionistas evitaron en todo momento la mezcla de los colores en la paleta, lo que hacían era aplicar tanto los colores primarios como los secundarios directamente sobre el lienzo y sobre estos yuxtaponían las pinceladas. Como resultado, daba lugar a obras muchos más brillantes y luminosas.

Viendo el resultado final de las obras tan coloridas y brillantes, a la hora de pintar las sombras, evitaban el color negro, aquí, hasta en las sombras había color, y para ello recurrían a la mezcla de colores complementarios. Muchas veces lo que solían hacer era evitarlas, y para ello escogían pintar en torno a las horas centrales del día, ya que las sombras que provocaba la luz del sol eran más cortas.

Los encuadres eran atípicos e inusuales, pues desplazaban el punto de interés hacia los bordes del lienzo. En ocasiones, también sustituyeron el clásico punto de vista frontal a posiciones más bajas o más elevadas.

Manet+pintado+por+Berthe+Morisot+1875 - Características básicas de la pintura impresionista

Impresionismo: temáticas

Como ya hemos mencionado en reiteradas ocasiones, los impresionistas plasmaban escenas de cotidianas propias de los tiempos modernos en el que vivían, de ahí, las estaciones de ferrocarriles llenas del vapor y humo de las locomotoras, el bullicio de las calles parisinas, los bulevares, el interior de los cafés, el circo, las bailarinas de ballet….

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN
Diez obras imprescindibles si visitas la National Gallery de Londres

El paisaje era otro de los géneros más utilizados por los pintores impresionistas, ya que en él tenían la posibilidad de investigar sobre nuevos efectos ópticos de la luz. Entre otros, investigaron las diferentes variaciones de la luminosidad de las nubes, el cielo, la lluvia, la niebla, el viento….

También les llamó mucho la atención el efecto que producía la luz en superficies repletas de nieve, o mojadas por la lluvia, así como el reflejo del agua, otro de los elementos característicos dentro de sus pinturas, pues la representaron en forma de marinas, ríos, estanques llenos de nenúfares, inundaciones…

Lo que hay que tener en cuenta como conclusión a este último punto, es que el tema en sí, era el motivo secundario, pues el verdadero protagonismo de la obra era la plasmación de la luz sobre los distintos motivos.

Alfred Sisley 062 - Características básicas de la pintura impresionista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*