Inauguración del Louvre Abu Dhabi: el primer museo universal del mundo árabe

Una década después del anuncio de uno de los proyectos culturales más ambiciosos de los Emiratos Árabes, el pasado día 8 de noviembre, tuvo lugar la inauguración oficial del museo Louvre Abu Dahbi, aunque no ha sido hasta hoy sábado, 11 de noviembre, cuando ha abierto sus puertas al público, una pinacoteca que ya es conocida, como el primer museo universal del mundo árabe.

El proyecto, ha sido producto de un acuerdo millonario firmado en marzo de 2007 entre Francia y Abu Dhabi, con el que se le ha permitido hacer uso del Louvre, como nombre, durante los próximos 30 años, y la obligación de prestarle obras junto a otras instituciones francesas, durante 10 años, aparte de las 300 actuales, una cantidad que irá decreciendo a medida que vaya aumentado su colección permanente, que cuenta ya con alrededor de unas 600 piezas.

Diseñado por el arquitecto francés, Jean Nouvel, y construido entre el mar y el desierto nace el Louvre Abu Dhabi, el primero de otros grandes proyectos terminados en la isla Saadiyat, con el objetivo de incentivar el futuro cultural de Oriente Medio, y situar a la capital de los Emiratos Árabes, en el mapa museístico internacional.

Y es que, en esta isla, ahora convertida en “museo – ciudad”, se prevén próximos a desembarcar la construcción de otros dos grandes museos, el Zayed National Museum a cargo del arquitecto británico Norman Foster y el Guggenheim, por Frank Ghery.

Jean – Luc Martínez, el actual presidente del que es el museo más visitado del mundo, el Louvre, ha asegurado, que ha sido este un momento histórico al nunca antes haberse unidos dos países para construir un museo de tales características, cuyas entradas, más de 5000, ya estaban agotadas para el día de la apertura, a un precio de 60 dírhams (14 euros).

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN
Las exposiciones más relevantes a nivel internacional - Descúbrelas

Índice de contenido

El Louvre Abu Dhabi: inspirado en las medinas

Después de casi cuatro años de construcción, el museo sale a la luz, con un edificio que toma por referencia la cultura local y la tradición, combinado con recursos vanguardistas, tras él, la mente del prestigioso arquitecto francés, Jean Nouvel, creador de otras grandes y conocidas obras como la Ópera de Lyon, la Serpentine Gallery de Londres o la Torre Agbar de Barcelona.

El efecto buscado es el de una medina árabe de calles estrechas que separan sus casas” ha explicado el arquitecto, y para ello se ha ocupado una superficie de casi 64.000m², donde una cúpula de 180 metros de diámetro y 7.500 toneladas, cubre la mayoría del complejo, y es que, como la Pirámide del Museo del Louvre, esta se ha convertido en el símbolo del edificio, ya impresa en bolsas de tela, folletos y señales de tráfico que indican el camino hacia la isla de Saadiyat.

Compuesta por una celosía de aluminio de más de 7850 aperturas irregulares, la luz traspasa por ellas creando un interior mágico que bien podría asemejarse a una lluvia de estrellas. A su alrededor, se levantan 55 cubos blancos, ninguno por igual, que son los que albergan las salas de exposición, un restaurante, así como el resto de zonas comunes.

Aunque originalmente el museo estaba previsto para inaugurarse en 2013, la caída de los precios del petróleo y la crisis económica en general, no solo han hecho retrasar su apertura, sino que han elevado el presupuesto inicial de 564 millones de dólares, a un total de 1.300 millones de dólares.

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN
El Louvre busca a los dueños de 31 cuadros robados por los nazis

Louvre Abu Dhabi - Inauguración del Louvre Abu Dhabi: el primer museo universal del mundo árabe

Dos mundos unidos por una colección

Más de ocho mil metros cuadrados, repartidos en 23 galerías y un casi un millar de obras, 600 que son las que forman parte de su colección permanente, y el resto cedidas en su gran mayoría por instituciones francesas, como el Museo del Louvre, Orsay o Pompidou, componen un recorrido que abarca desde los tiempos prehistóricos hasta llegar a obras de arte contemporáneas.

La museografía se rige por un orden cronológico y temático, ya que sus salas están sucedidas por asuntos, como el nacimiento de los primeros pueblos, la cosmografía, las religiones universales, el arte de las cortes reales y el arte moderno.

Como ejemplo, los visitantes serán los protagonistas de descubrir la estatua de una Esfinge del siglo VI a.C., una estatua del rey egipcio Ramsés II (1279-1213 a. c.), la cabeza de un Buda (534-550 d. c.), o un busto de mármol de Alejandro Magno.

Entre las pinturas, se hallan un autorretrato de Vincent Van Gogh (1887), la llamada Belle Ferronniere (1495- 1499) de Leonardo da Vinci, recién restaurada, así como también obras pictóricas de Manet, Piet Mondrian, Yves Klein, Mark Rothko y esculturas de Giacometti, Auguste Rodin, y la famosa fuente de luz realizada por el artista chino Ai Weiwei.

Aparte de los organismos franceses, el Louvre Abu Dhabi se asoció con otras instituciones culturales del mundo árabe, que le acabaron prestando 28 obras de arte, entre las que se encuentran un busto bicéfalo monumental con más de 8.000 años procedente del yacimiento jordano de Ayn Ghazal, una herramienta prehistórica en piedra de Arabia Saudita o una hoja del Corán Azul.

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN
La Galería Española de Luis Felipe I de Francia en el Louvre

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*