Charlotte Salomon – ¿Vida? o ¿Teatro?

Una vez más se repite la misma historia. Charlotte Salomon. Mujer. Alemana. Judía. Artista. Asesinada. Y olvidada…. Tenía tan solo 26 años y un bebé de tres meses en su vientre cuando   entró en Auschwitz. Era un 10 de octubre de 1943. Jamás salió. Al día siguiente de su llegada la cámara de gas se ponía en funcionamiento.

Hacía poco que había logrado alcanzar la felicidad pese al miedo a ser expulsada de Francia donde se exilió. En junio se casaba con un refugiado igual que ella, y había conseguido silenciar todos los fantasmas que le habían acompañado a lo largo de su vida, los familiares, con suicidios y abusos, y los vitales, ser judía en la Alemania nazi.

Lo superó refugiándose en el arte como vía de escape y creando “¿Vida? o ¿Teatro?”  una obra de arte total construida en forma de singspiel en la que convergen pintura, literatura, teatro y música, y que llevó a cabo entre 1940 -1942 en Saint-Jean-Cap-Ferrat, durante su exilio francés.

En 1947 su padre ponía rumbo a Francia en su búsqueda, sin embargo, todo lo que encontró fue su legado artístico, un legado que él mismo desconocía, un total de 782 gouaches acompañados de escritos y música que la salvaron de un suicido casi seguro.

En 1961 sus obras se exponían por primera vez en el Stedelijk de Ámsterdam, y desde 1972 es el Museo Histórico Judío quien se encarga de darlos a conocer. París, Londres, Milán y Boston han sido algunas de las ciudades por lo que esta muestra “¿Vida? o ¿Teatro?”  han pasado, y que ahora desde este mismo miércoles y hasta el próximo 27 de febrero estará presente en el Monasterio de Pedralbes de Barcelona.

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN
¿Quién fue la primera mujer artista en la Historia del Arte?

¡No se la pierdan!

Historias

Destaca Ricard Bru, comisario de la exposición, que “se trata de una obra compleja de primera magnitud al aunar un contexto difícil, una época difícil, pero, sobre todo, una vida difícil”. “Tened en cuenta que se relatan tres historias diferentes, una historia familiar, una historia del Holocausto y una historia artística”. “Es cierto que sin el Holocausto no habría obra, sin embargo, no solo el Holocausto por sí solo explica todo el conjunto”. “Además, resulta curioso porque es una obra que, sí que la salvo del suicidio al que se vio condenada, pero no de la muerte sentenciada por los nazis”.

Para entender la historia al completo nada mejor que repasar su vida. Por una parte, la histórica, Charlotte, era una niña judía de familia acomodada que vio cómo su padre, un prestigioso cirujano, y su madrasta, una reconocida cantante de ópera, perdieron su derecho al trabajo por ser judíos. Ella, fue una de las ultimas niñas judías en ser admitidas en la Academia de Bellas Artes de Berlín de la que acabo siendo expulsada y negados todos los premios conseguidos por la misma razón.

Una niña que también rezó para que su padre fuera sacado del campo de concentración de Sachsenhausen después de la Noche de los Cristales Rotos. Y una niña que se exilió junto a sus abuelos a Francia mientras sus padres huían a Holanda.

7. Charlotte Salomon 1024x538 - Charlotte Salomon - ¿Vida? o ¿Teatro?

“No dejes que me vuelva loca Dios mío”

La parte familiar no es que sea mucho mejor. Estando en Francia con sus abuelos supo la verdad de su familia: su madre no había muerto de gripe como le hicieron creer, sino saltando por una ventana, el mismo suicidio por el que pasaron su tía, su bisabuela y por últimas, ya en el exilio, su abuela.

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN
Joaquín Sorolla: el pintor que amaba la moda

Además, por los diferentes dibujos y escritos también se ha deducido que probablemente sufriera abusos por parte de su abuelo. Se dice que en una carta aparece reflejado confesándole a un amigo que “lo estoy matando con una tortilla envenenada”, seguro o no, el abuelo murió ese mismo día.

Quizás la duda tenga que ver con el título de la obra en la que está basada su vida, pues también tiene componentes de ficción, y algunos de ellos incluso ambiguos, como el de la relación que tuvo con el profesor de canto de su madrastra, algo que está siempre negó. Verdadero o no, lo que si es cierto es que hubo continuas mentiras familiares de las que solo se pudo liberar tras sumergirse en el arte.

Mentiras, además, que le llevaron a creerse condenada al suicidio y a la locura, pues así lo quedo reflejado en uno de sus dibujos que repasan la muerte de su abuela “Dios mío, por favor, no dejes que me vuelva loca”. Nunca lo hizo, pues el doctor George Moridis la convenció de que para liberarse de sus traumas… pintara. Lo hizo, y fue a él quien le entregó su obra “aquí está toda mi vida” le dije antes de ser deportada, y, por ende, perderla.

5. Charlotte Salomon - Charlotte Salomon - ¿Vida? o ¿Teatro?

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*