¿Cuál es la peseta más cara del mundo?

La peseta más cara del mundo, es una peseta del año 1946 acuñada durante el periodo de la dictadura franquista y diseñada por el escultor valenciano, Mariano Benlliure y Gil. Catalogada como una moneda extremadamente rara, es una de las piezas más cotizadas por los coleccionistas en el mercado de la numismática, pues se calcula que su valor asciende a los 3.000 euros.

Una peseta: 3.000 euros

Hay pesetas y pesetas, de eso no cabe duda, no hay más que preguntárselo a los que trabajan con la numismática, como Alberto Vives de la Cortada, quién asegura tener la certeza de haber 149 ejemplares de esta moneda, de la peseta conocida por el sobrenombre de Peseta de Benlliure, de las cuales tan solo existe una en calidad sin circular.

Lo que tiene esta peseta, es que el busto de Franco es diferente al de las pesetas que nos encontramos un año después, en 1947, y eso hace que sea muy difícil de falsificarla. La gente que se mueve por el mundo de las falsificaciones, lo que hace es coger una moneda del 1947, borrar el “7” para en su lugar poner el “6”, y posteriormente envejecer el número para igualar el tono y no desentonar con el resto de la fecha.

Esa tarea, es la más fácil, lo difícil está en como falsificar el cogote de Franco que aparece más hundido en la peseta del 1946 que en la del 1947, y eso es un detalle que a los expertos en falsificaciones se les ha escapado. La diferencia es muy clara, no tienen nada más que fijarse en la foto de la portada (arriba) con esta otra de aquí abajo.

Así es que, debido al alto precio que se cotiza en el mercado, no duden en asegurarse de su verdadera autenticidad.

dsc04911 - ¿Cuál es la peseta más cara del mundo?

¿Qué tiene de especial esta moneda?

Según, Juan Carlos Miró, gerente de Miró Coleccionismo, de Alcoy, y vicepresidente de la Sociedad Española de Numismática, todo se debe a un periodo histórico. Tras el triunfo bélico del bando sublevado y por consiguiente la instauración de la dictadura franquista el 1 de abril de 1939, el gobierno de Franco estuvo utilizando la moneda antigua, hasta el año 1944, que fue cuando se acuño el primer ejemplar de una peseta con el busto que Mariano Benlliure había diseñado para el general.

La peseta le fue mostrada a Franco y este acabó rechazándola ya que no le gustaba como le había realizado la caída de su cuello; de modo que en el año 1946 se hizo otra con el cuello menos pronunciado.

Sin embargo, nos explica Miro que alguien tuvo que tener un pequeño lapsus, pues en esa primera escasa tirada se coló la original, una pieza de lujo, de un valor incalculable, entre otras cosas porque además es la única moneda acuñada en níquel.

El Banco de España ha calculado que aún existen 275.000 millones de pesetas sin cambiar al euro, pues son muchos los nostálgicos los que guardan algunos ejemplares en sus hogares, se imaginan que entre ellos seas el afortunado de tener entre tus manos una peseta valorada en 3.000 euros ¿Qué haría?

 

9 Comentarios

  1. Tengo una muñeca biscuite , mulata clara , articulada de finales siglo XIX , no tiene ninguna marca , cuerpo de madera tallada , boca entreabierta con dientes , ojos de cristal , sin ningún deterioro , con ropa , calcetines y zapatos originales ,comprada en Marruecos sobre 1894 ?, quien la valora , la quisiera vender

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*