Galería de la Academia de Florencia. Espacios para el arte

Con una gran colección de esculturas, pinturas e instrumentos musicales, la Galería de la Academia (Galleria dell’Accademia), se ha convertido junto a la Galería Uffizi, en uno de los museos más visitados de Florencia y, por ende, del mundo.

Y es que, si por algo es conocida, es por albergar en su interior, algunas de las esculturas creadas por uno de los grandes artistas de la historia, Miguel Ángel, siendo la más espectacular de todas, y el principal motivo de sus visitas, la que todos conocemos como el David de Miguel Ángel, una escultura de mármol blanco, de 5,17 metros de altura, que representa a David antes de enfrentarse con Goliat.

Historia de la Galería de la Academia

El origen de La Galería de la Academia, se remonta al año 1787, cuando fue fundada por el Gran Duque Pietro Leopoldo de Lorena. El lugar elegido, y que actualmente ocupa, son algunas de las salas que, en el siglo XIV, pertenecieron al antiguo hospital de San Mateo, así como al antiguo monasterio de san Nicolás de Cafaggio.

Si bien, a finales del siglo XVIII, estas salas se restructuraron completamente, para constituir una especie de mausoleo, dedicado al mito eterno del gran pintor, escultor y arquitecto, Michelangelo Buonarroti.

El objetivo, no era otro que el de albergar las obras de arte, por aquellos entonces, contemporáneas, de los maestros y alumnos de la Accademia delle Belle Arti (Academia de las Bellas Artes), sirviendo, así como material de dibujo para sus estudios. Asimismo, otra de sus intenciones, era que la Academia se convirtiera en un lugar de referencia para la cultura florentina, y así fue, hasta que el tiempo la ha convertido en uno de los museos más visitados del mundo.

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN
La bóveda de la Capilla Sixtina: la gran obra del Renacimiento

15. Galeria de la Academia de Florencia - Galería de la Academia de Florencia. Espacios para el arte

Colecciones

A menos que no les guste la escultura, la Galería de la Academia, es parada obligatoria para todo aquel que visite Florencia, porque, sí, alberga al David de Miguel Ángel, pero también cuenta con otras salas donde se exhiben otras muchas esculturas, así como una gran colección de pinturas religiosas, e igualmente, aunque desde hace pocos años, una exposición permanente sobre instrumentos musicales antiguos.

Escultura

La primera de las salas de la Galería, tiene obras de los siglos XV y XVI, y, en el centro, el modelo original en yeso, del Rapto de las Sabinas (1583 – 1585), de Juan de Bolonia, también conocido como Giambologna. Hoy día, la estatua en mármol original la pueden ver en la Loggia dei Lanzi en la Plaza de la Signoria.

Posteriormente, se pasaría a la galería de Miguel Ángel. Aquí se encuentran, las esculturas conocidas como los cuatro prisioneros, un trabajo encargado por el Papa Julio II como decoración de su sepulcro. Las obras sin terminar, sorprenden al visitante, porque de la piedra pesada, es como si intentaran salir unas figuras hercúleas, pero inacabadas.

Asimismo, también cuenta los esbozos de la Piedad de Palestrina, y un San Mateo. A partir de aquí, un sendero solemne nos conduce hasta la verdadera apoteosis de la Tribuna, dominada por la escultura más famosa del mundo, el David de Miguel Ángel.

Esculpido entre los años 1501 – 1504, de más de 5 metros de altura y cinco toneladas de peso, se mantuvo en pie durante casi 400 años frente a la Plaza de la Signoria. Sin embargo, el paso del tiempo, y los fenómenos meteorológicos, provocaron su traslado, con el fin de protegerla, hasta la Galería en el año 1873.

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN
Balclis celebra su última subasta del año 2017

La obra representa energía, coraje, vigor, simbolizando a lucha del género humano por la supervivencia, y es que el David de Miguel Ángel, es un ser cargado de vida, de deseo de victoria, con una vigorosa musculatura, reproducida incansablemente por sus contemporáneos.

La colección se completa con las obras originales en yeso de Lorenzo Bartolini, uno de los escultores italianos más importantes, y profesor de escultura en la Academia entre los años 1839 – 1850.

12. Galeria de la Academia - Galería de la Academia de Florencia. Espacios para el arte

Pinturas del siglo XIII al XIX

La Galería de la Academia, ofrece una de las colecciones más importantes de la pintura italiana antigua, provenientes de la supresión de algunas órdenes religiosas, y con ello, el cierre de iglesias y monasterios.

Entre ellas, destaca, la colección de pinturas en paneles, contemporáneos a Giotto, de madera, del siglo XIV, y un armario (1335 -1340) de la sacristía de Santa Croce, pintado con escenas de la vida de Cristo y de San Francisco de Asís de Taddeo Gaddi. Otros artistas, de lo que también ofrecen pinturas son, del maestro de la Magdalena, Bernardo Daddi, Nardo di Cione, Giovanni da Milano… etc.

No menos importante y rica, es la representación de pintura del siglo XV, en sus dos grandes matrices culturales y estilísticas, por un lado, el gótico tardío, y por otro, el renacentista.

De esta última, cabe destacar las pinturas de algunos de los artistas de gran magnitud, como la Anunciación de Filippino Lippi, la Virgen del Mar y la Virgen con el Niño, dos ángeles y Juan el Bautista de Sandro Botticelli, que datan de 1475 al 1480, así como algunos otros trabajos de Paolo Ucello, Pontormo, Perugino, Domenico Ghirlandaio o Bronzino.

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN
La bóveda de la Capilla Sixtina: la gran obra del Renacimiento

Recientemente, con ganas de mantener vivo el vínculo de la Academia con el arte contemporáneo, se ha ampliado la colección con algunas obras donadas a raíz de muchas exposiciones sobre artistas contemporáneos que tuvieron lugar en la Galería de la Academia, entre las que se encuentra una fotografía de Robert Mapplethorpe.

13. Galeria de la Academia - Galería de la Academia de Florencia. Espacios para el arte

Instrumentos musicales

Inaugurada en 2001, la Galería, también cuenta con una sala dedicada a instrumentos musicales antiguos, albergando la colección del compositor italiano, Luigi Cherubini de Florencia, y en torno a ella, más de 50 instrumentos musicales que en su día pertenecieron a las familias más acaudaladas de Florencia, como los duques de Toscana, Medici y Lorena.

De entre ellos, destaca la viola y el cello, realizadas por Antonio Stradivari, en torno al año 1690, para el Gran Príncipe Fernando de Médici; una espineta ovalada y un clave en ébano, por Bartolomeo Cristofori; un cello Nicolás Amati de 1650 y, un violín Stradivarius de 1716.

En las paredes, pinturas de autores como Bartolomeo Bimbi y Anton Domenico Gabbiani, que representaron la vida musical en la corte durante esos años. Asimismo, en los pasillos de la sala, es posible escuchar el sonido de algunos de estos instrumentos, a través de reproducciones multimedia.

14. Galeria de la Academia - Galería de la Academia de Florencia. Espacios para el arte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*