Claves para diferenciar el arte románico del arte gótico

Tanto el arte románico como el arte gótico se tratan de dos estilos artísticos muy diferentes entre sí aun partiendo los dos de la misma fuente de inspiración, como es la religión.

Ahora bien, la primera de las diferencias es que mientras el románico fue un estilo que predominó en Europa generalmente durante los siglos XI – XII – XIII, el gótico, a pesar de que convivió durante algunos años con el románico, se dio más bien desde mediados del siglo XII hasta prácticamente la llegada del Renacimiento, es decir, el siglo XV.  

A continuación, y desde nuestro blog de Arte&Subastas le vamos a mostrar algunas de las claves principales para que aprendan a diferenciar el arte románico del arte gótico. Así es que, sin más, ¡vamos allá!

Diferencias en la arquitectura

La arquitectura en el románico gira en torno a la labor de los monasterios o abadías resaltando de esa manera el carácter religioso, y dejando a un lado todo lo concerniente a las edificaciones civiles, que durante este periodo carecieron de poco interés. Todo lo contrario, ocurre en el gótico, en el que sin quitarle ese valor a las iglesias empezó a predominar la arquitectura de tipo civil como los palacios, las lonjas comerciales o las casas consistoriales.

En cuanto a las grandes diferencias arquitectónicas diremos que se dan sobre todo en los elementos constructivos, por ejemplo, si en el románico es frecuente que se den las plantas de cruz latinas o basilicales, en el gótico, a pesar de que también se van a dar este tipo de plantas, estas serán de mayor tamaño. Asimismo, también serán frecuentes las plantas de salón.

Los soportes también son un punto clave para su diferenciación, pues mientras en el románico se da un tipo pilar ya sea simple o compuesto, en el gótico, se dan más los pilares fasciculados. Y en cuanto a los elementos sustentantes verán como el románico predominan más los arcos de medio punto, mientras que en el gótico los arcos apuntados.

Además, si se fijan en los edificios góticos, pero sobre todo en las grandes catedrales, verán mucho la utilización de los arbotantes con el fin de contrarrestar las fuerzas de sus altos muros, ya que se tratan de edificios que se caracterizan por su esbeltez, muy diferente a lo que el románico nos tiene acostumbrados a ver, ya que se tratan de edificios de menor tamaño.

Asimismo, el románico es oscuridad dada la escasez de ventanas y vanos en sus construcciones, y el gótico es luz, pues una de sus características más sobresalientes es el uso de vidrieras.

32. San Martin de Fromista - Claves para diferenciar el arte románico del arte gótico           33. Catedral de Leon - Claves para diferenciar el arte románico del arte gótico

Diferencias en la escultura

La escultura románica tiene dos funciones principales, la primera y más importante es la función didáctica, es decir, a través de la escultura lo que se pretendía era enseñar a todos los creyentes los nuevos dogmas que existían, y la segunda, por supuesto, la de embellecer el conjunto.

Se trata de una belleza simple y formal, es decir, no se preocupan mucho por ella dado que realmente lo que le interesaba no es la imagen como tal, sino lo que simboliza y transmite.

De modo que a rasgos generales verán como la escultura románica va a estar casi siempre subordinada a un marco arquitectónico, principalmente decorando los pórticos (jambas, arquivoltas, parteluz…). Asimismo, en el tímpano verán como el tema más representado es el del Pantocrátor (Cristo todopoderoso rodeado de los tetramorfos).

Por lo que respecta a las temáticas e iconografías se va a dar tanto la religiosa, es decir, la relacionada con la Biblia, y vidas de santos, como la profana, acompañados de temas animales, florales y geométricos.

En cuanto a la escultura gótica se podría decir que es prácticamente una evolución de la románica, dado que esta también va a dar su versión del cristianismo, con la diferencia de que sus figuras están mucho más perfeccionadas, es decir, se tratan de esculturas más individualizadas y naturalistas, con las que se expresan mayores gestos y sentimientos.

Igualmente, se empieza a dejar atrás esa subordinación al marco que veíamos en el románico y darse una mayor independencia, por lo que se encontrarán con esculturas exentas, estatuas columnas, así como nuevas tipológicas como los sepulcros.

Por lo que respecta a la iconografía, el escultor gótico se va a dejar inspirar ahora por el Nuevo Testamento, como la vida de Cristo, de la Virgen, los Santos, la muerte, el hombre y la naturaleza….

34. Virgen romanica - Claves para diferenciar el arte románico del arte gótico     36. Virgen Blanca de Toledo - Claves para diferenciar el arte románico del arte gótico

 

Diferencias en pintura

En la pintura románica al igual que pasaba con la escultura predomina ese carácter narrativo y simbólico más que lo decorativo. Son pinturas muy hieráticas, esquemáticas y simples, donde siempre un trazo grueso y negro viene a delimitar el contorno de los colores planos, dado que apenas hay gradación en ellos.

Además, son figuras muy desproporcionadas donde a falta de perspectivas, ya que los fondos son monocromos sin introducir ningún tipo de arquitectura o paisajes, se rigen por una jerarquización espacial, en el que las figuras dependiendo de la importancia aparecen representadas de mayor o menor tamaño.

Referente al tema de las diferentes técnicas y soportes, la mayoría de las pinturas románicas están pintadas al fresco, bien sobre los muros o ábsides de una iglesia, aunque también podrán encontrarse pintura sobre tabla destinada principalmente a los frontales del altar.

En la pintura gótica ocurre exactamente lo mismo, centrándose más en esa función decorativa que en la narrativa, y de ahí, que se traten de imágenes más expresivas y humanas, aunque de proporciones alargadas.

Para diferenciarla de la románica, verán como en las pinturas góticas esos fondos monocromos, empiezan a incluir elementos arquitectónicos o paisajísticos, cuando no, fondos dorados (muy vinculados al tema de la luz), sin embargo, a medida que iba pasando el tiempo fueron dándose cada vez menos. Asimismo, y a diferencia del románico, existe un predominio del dibujo sobre el color.

Y finalmente, en cuanto a técnicas y soportes, si hay algo por lo que se caracterizó el gótico fue por sustituir en ocasiones las pinturas por las vidrieras, que posteriormente pasaban a pintarse de tonalidades varias dándole al interior del edificio un juego de colores cuanto menos asombroso, aunque también se dio la pintura sobre tabla, pasando a ser el retablo el soporte gótico por excelencia.

   37. Pintura Romanica - Claves para diferenciar el arte románico del arte gótico       38. Pintura gotica - Claves para diferenciar el arte románico del arte gótico

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*